Narrativa y lírica local

Nuestro tiempo

Vivimos, y se nos olvida que cada quien tiene su tiempo.
Se nos olvida que la vida da golpes sin discriminar.
Mientras unos nacen, otros mueren. Mientras unos ríen, otros lloran. Mientras unos callan, otros hablan, y mientras unos fallan, otros crecen.

Nos perdemos en los pensamientos de la perfección, de lo “aceptable”.
Nos envolvemos en un mundo donde no hay cabida para la equivocación y nuestro camino debe de ir en ascenso. Nuestra persona debe estar sin rasguños o cicatrices, nuestra piel limpia y suave, y caemos en la desgracia, pues el ser humano no es y nunca será perfecto.

Son las cicatrices las que nos diferencian de los demás, cuentan nuestras historias, nuestras batallas, lo que logramos superar, lo que logramos perdonar y lo que nos hizo mejorar.
Son las manchas y las arrugas las que cuentan nuestra experiencia, pues aunque la piel lisa es hermosa e inocente, las arrugas son bellas, nos llenan de sabiduría y conocimiento.

Encontremos diversión en nuestras diferencias, plenitud en nuestras circunstancias. Éstas nos hacen únicos en el mundo.
Hay que sonreírnos en el espejo y agradecer por lo que tenemos. Hay que mirar a nuestro lado y valorar nuestro entorno. Solo una vez tendremos este momento, es solo nuestro.
Es nuestro propio tiempo.



Escrito por: Aixa Acosta

Licencia Creative Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s