Reseñas

Reseña: Crónica de una muerte anunciada – Gabriel García Márquez

20190308_012209_0

García Márquez escribió esta novela en 1981. Trata de un hecho realista y trágico que se enlaza con lo mítico. Un amigo de Santiago Nasar nos cuenta la historia de su asesinato y quienes lo mataron fueron los gemelos Vicario, hermanos de Ángela Vicario, porque supuestamente Santiago había sido quien le había quitado el honor de mujer a Ángela.

 

El narrador es omnisciente, conoce muy bien la historia, pues él se encargó de investigarla para poder contarnos la crónica. Se hacen uso de nominalismos, pues los nombres de los personajes representan lo que ellos son. Un gran ejemplo es Bayardo San Román, un hombre guapo, bien vestido y con dinero que llega al pueblo.

Es muy importante saber que Santiago Nasar no habla, ¿será que le esto le hacía menos importante? Sólo se sabe que es un hombre bueno y bien parecido por comentarios de los pueblerinos.

¿Y por qué se trata de una muerte anunciada? Porque todas las personas en el pueblo sabían que Santiago Nasar sería asesinado por los gemelos Vicario y que usarían los cuchillos de su trabajo. Nadie le avisó, ninguno se asustó, todos vieron cómo yacía su cuerpo en el suelo, vieron cómo el sacerdote realizó una autopsia ilegal: todo parecía normal.

Aquí es cuando comprendemos el realismo mágico, con estos sucesos anormales o grotescos y la perspectiva de la gente ante esta situación, el verlo como un suceso interesante o uno más para el pueblo.

Carpentier hace uso de acumulaciones exageradas —barrocas— mediante la descripción para mostrarnos la manera de ver el mundo de los personajes, junto a la fe y la magia: así logra lo real maravilloso. García Márquez usa hipérboles para crear una descripción detallada de los detalles en la descripción, con sucesos reales, pero que no son comunes y se pueden considerar grotescos.

A mi parecer no se hace mención del nombre del pueblo por la misma razón que en Al Filo del Agua de Agustín Yáñez: porque se habla de un pueblo más en alguna parte de Colombia, o porque, según lo que leí al investigar, se trata de un suceso que aconteció en la tierra de Gabriel García Márquez.

 

Siempre he sentido un gran respeto por el autor, todo en base a comentarios de una maestra que tuve en la secundaria y diversos lectores en internet. Uno de mis más grandes miedos —literarios— era que García Márquez no cumpliera con mis expectativas, pero no fue así, de hecho, las superó.

Me atrapó desde el comienzo con la tensión, pues parece ser que su narrativa está hecha para que la lectura sea fluida con el uso de palabras o frases coloquiales. Al principio creí que el uso de las hipérboles eran detalles innecesarios que volvían la narración exagerada, con el tiempo descubrí que la imagen creada se convirtió tan exacta y hasta necesaria para poder convertirnos en el cronista.

Tengo otro título del mismo autor, ahora está esperándome en mi librero y yo con ansias espero las vacaciones para leerlo, pero mientras tanto me hago dos preguntas: ¿fue Antonio Nasar quien tuvo el amorío con Ángela Vicario? ¿Pudo haber sido el narrador?



Escrito por: Andrea Bustamante Navarro – Estudiante de Literaturas Hispánicas en la Universidad de Sonora.

Licencia Creative Commons

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s